8/4/08

TALLER DE HABILIDADES SOCIALES

Los alumnos del taller de habilidades sociales hemos representado el cuento: "Juan aprende una lección".
A partir del texto narrativo, hemos elaborado el guión para marionetas y los personajes. Lo hemos representado y de ello queda constancia en un video.
La experiencia ha sido muy chula y diferente, es la primera vez que trabajamos así.
NUESTRO CUENTO ADAPTADO:
NARRADOR: Una mañana Juan se levantó temprano y fue al baño a asearse.
MAMÁ: Juan, date prisa que llegaremos tarde ¡Ah! Y dúchate.
JUAN: Si mamá, ya bajo.
NARRADOR: Pero Juan no pudo hacerlo con todo el tiempo que había perdido tirando de la cadena, desperdició 38 litros de agua. Así que Juan bajó a la cocina a desayunar.
MAMÁ: ¿Ya te has duchado?
JUAN: No mamá, yo quería hacerlo pero no me ha dado tiempo.
MAMÁ: Pues la tenemos buena porque en Luanda hay sequía.
JUAN: Ya verás como si que puedo bañarme.
MAMÁ: Ya aprenderás ya…
NARRADOR: El avión que les iba a llevar era enorme.
JUAN: O que chulada.
NARRADOR: El avión aterrizó y Juan y su madre Pilar fueron al encuentro de su tío Leandro.
JUAN: ¡Hola tío! ¿Qué tal estás?
LEANDRO: Hola Juan, que alegría verte.
MAMÁ: Hola hermano, ¿qué tal?
LEANDRO: Genial Pilar.
JUAN: ¿Podemos ir a tu casa y me baño?, no he tenido tiempo de ducharme.
MAMÁ: La verdad, es que has estado jugando con el agua de la cisterna y ya sabes que eso no se debe hacer.
LEANDRO: Aquí es imposible bañarse, sólo tenemos agua una hora al día y no la podemos malgastar.
NARRADOR: Más tarde, Leandro les llevo al Campo de Refugiados, allí conocieron a Sergio. Juan y su nuevo amigo se fueron a jugar.
SERGIO: ¿Sabes jugar al fútbol?
JUAN: Me encanta, es mi deporte favorito.
NARRADOR: Juan y Sergio se pusieron a jugar al fútbol y después de un rato les entró sed.
JUAN: ¿Hay alguna fuente por aquí cerca?
SERGIO: En Luanda, no hay fuentes por la calle, tenemos una gran sequía. Utilizamos una botella, para no derramar ni una gota al beber.
JUAN: Oye, ¿cómo os laváis los dientes?
SERGIO: Sólo podemos utilizar un vaso de agua, no te creas, hay niños que no se los pueden lavar, somos afortunados.
JUAN: ¿Cómo os bañáis?
SERGIO: Llenamos unos cubos muy grandes, allí nos bañamos 50 o 70 personas. Además como no estamos muy sucios, el agua la utilizamos después para los animales. En nuestro país no podemos desperdiciar el agua como hacéis vosotros.
NARRADOR: A su regreso a casa, Juan tenía muy claro que sus juegos con el agua tenían que acabar.

EL AGUA ES MUY IMPORTANTE Y NO PODEMOS DESPERDICIARLA.
TODOS: Esta historia no es real que nosotros sepamos o si.